Feeds:
Posts
Comments

Posts Tagged ‘Correlación de Cuenta Larga’

Cada vez que llega 1 Imix en el calendario (equivalente a 1 Cipactli en el calendario mexica), el ciclo del Tzolk’in vuelve a iniciar.

Screen Shot 2016-06-18 at 12.57.49 PM.png

Desde que pude recuperar la Rueda Calendárica original, es decir, la articulación del Tzolk’in con el Haab’ tal y como la llevaron los contadores del tiempo desde el Preclásico hasta tan recientemente como 1697 y 1822 (como mostraré en un futuro artículo), en este espacio he venido mostrando el Tzolk’in cada 260 días para que usted lo pueda seguir.

Ver mi artículo para conocer cómo recuperé la Rueda Calendárica original http://www.revista.unam.mx/vol.14/num5/art05/ .

 

Advertisements

Read Full Post »

La cuenta de los días es mucho más que la contabilidad de unidades de tiempo. El Tzolk’in presenta a veinte deidades, una a una, donde cada cual pertenece a uno de los cuatro rumbos. El orden en que se presenta cada deidad es siempre el mismo, desde Imix (Imox): oriente, norte, poniente, sur. Esto ocurre de manera cíclica y en espiral ascendente (como se aprecia en un códice otomí-mexica).

Al completarse 360 días o entradas, las veinte deidades se han presentado dieciocho veces. Entonces, la última deidad será igual a la primera. Supongamos que esa deidad es Kaban (Noj). Esta deidad ingresa donde y cuando el Sol emerge del inframundo: Lak’in (este). Así, las 360 + 5 entradas lideradas por Kaban ocurren en y cuando Lak’in se anuncia: al amanecer. Las deidades que ingresan en las últimas cinco posiciones (361, 362, 363, 364, 365) de un año Kaban son:

KABAN – ETZNAB’  –  KAWAK –  AJAW  –  IMIX

Al completarse el servicio y el ciclo del último k’in (Imix) en el ciclo del Cargador Kaban, se da el traslado ritual del Cargo desde el rumbo de Lak’in (este) hasta el rumbo de Xaman (norte). El resultado de ello consiste en que el k’in que sigue a Imix, que es Ik’, recibe el Cargo en el norte.

El traslado ritual del Cargo transcurre durante una mitad de día de la porción diurna del día completo. Durante ese traslado de cargos el mundo queda desprotegido, ya que no hay ningún Cargador al frente para medir el transcurrir de los k’in. Esta información ha provenido del Abuelo Achi de mayor edad, con quien platicó el joven investigador Mateo Ajualip Rodriguez -también oriundo de la comunidad Achi en Guatemala- a principios del año 2013 (comunicación personal con Mateo durante el Tercer Congreso de Epigrafía Maya celebrado en El Remate, Guatemala, en 2016).

La explicación del Abuelo Achi viene a reafirmar lo que he venido publicando y explicando de manera oral y escrita en diferentes comunidades mayahablantes de México y Guatemala, así como espacios académicos diversos, utilizando los modelos presentados en Figura 1 y Figura 2.

“Los Cargadores No Cambian”, le dijo el Abuelo Achi a Mateo Ajualip Rodríguez en su lengua. “Siempre y por siempre serán Noj, Iq’, Kej, E’ ” -enfatizó el Abuelo-. En el idioma Yucateco esos cuatro k’in se llaman: Kaban, Ik’, Manik, Eb’. “Lo que ocurre es que se transfiere el cargo y, durante una mitad de día -queriendo decir mitad de la porción diurna o noctura de una jornada completa-, el mundo queda sin protección.”

 

Screen Shot 2016-06-18 at 8.08.58 AM

Figura 1. “Los cargadores siempre han sido y serán Noj, Iq’, Qej, E'”, confirmó un Abuelo Achi en 2013.

David Stuart (2000) ha compilado evidencia de que los cargadores de año durante el Clásico siempre fueron los mismos: Kaban, Ik’, Manik, Eb’. Barbara Tedlock (1992) nos comparte que entre algunos grupos de Quiche, Mam, Ixil y Pokomchi se mantiene ese mismo grupo de cargadores en la cuenta.

 

 

Screen Shot 2016-06-18 at 8.09.40 AM

Figura 2. Al final de cuatro años se han sumado a la Cuenta Larga 1460 k’in o q’ij, donde cada grupo de 365 k’in es cualitativamente diferente, según su Cargador. Es decir, en cuatro años han transcurrido 365 k’in con ciclos de amanecer a amanecer (con Kaban del este), 365 k’in con ciclos de mediodía a mediodía (con Ik’ del norte), 365 k’in con ciclos de atardecer a atardecer (con Manik del oeste), y 365 k’in con ciclos de medianoche a medianoche (con Eb’ del sur).

Pero desde que ingresaron los frailes españoles trayendo la doctrina de la iglesia católica y también el calendario juliano (que estuvo vigente hasta el 4 de octubre de 1582, fecha en la que se pasó a usar el calendario gregoriano con diez días adicionales para el 4 de octubre y todas las fechas sucesivas), comenzó a darse un fenómeno muy particular. Cada vez que llegó un día 29 de febrero, éste fue nombrado con el k’in destinado para el día 1 de marzo. La repetición de este procedimiento en todos los poblados mayas donde incursionaron los frailes españores llevó a una regresión progresiva de la posición de aquel día que fungía como Cargador del año y con ello, todos los días de las veintenas también comenzaron a retroceder (Figuras 3 y 4).

Screen Shot 2016-06-18 at 10.14.25 AM

Figura 3. El signo Kaban es un signo cargador de año, por lo que cada cuatro años debe quedar ubicado dentro del recuadro.

 

 

Screen Shot 2016-06-18 at 10.13.44 AM

Figura 4. Observar cómo el Cargador del Año Kaban, originalmente asociado a 0 Pop, fue migrando de su lugar original, que era el punto de alineación al amanecer del 13 de agosto.

 

El proceso de regresión del día Cargador del Año inició probablemente a partir de 1556 y continúa hasta la actualidad. Dos comunidades no aplicaron este método: la comunidad de Tayasal hasta 1697 y la comunidad de Tekantó hasta 1822. Estoy preparando un artículo al respecto. El resto de las comunidades están, desde la década de 1990, intelectualmente homologadas gracias a la labor de las Academias Lingüísticas Mayas en Guatemala, México y Belice. Todas ellas se fundamentan en el registro de fechas de la mayoría de sus comunidades, mismas que están totalmente empatadas con la correlación de Goodman-Martínez-Thompson. Carlos Barrios ha difundido la cuenta de los días utilizando la misma lógica de nombrar al bisiesto (29 de febrero) cada cuatro años, por lo que promueve que el grupo de cuatro cargadores de año cambie después de cuatro años. Según esta fórmula artificial, cada vez que llega un 29 de febrero entra un nuevo grupo de cuatro cargadores. Pero esa no es la fórmula original. A estas alturas, debido a la generosidad de los abuelos de darle al 29 de febrero un nombre del Tzolk’in con el Haab’, ya han ocurrido 114 días de regresión del día Cargador del Año (siendo el más reciente en este 29 de febrero de 2016).

Adicionalmente a los 114 días de regresión del día Cargador del Año que padece la Rueda Calendárica (el Tzolk’in articulado al Haab’), tenemos que considerar 20 días más de regresión debido a un grave error de interpretación a la equivalencia calendárica dada por Fray Diego de Landa. A continuación se explica el error.

Existen dos registros en Relación de las Cosas Yucatán de Fray Diego de Landa que articulan al calendario yucateco con el romano. Un registro es explícito y el otro implícito. El primer registro consiste en la observación de la celebración de un aniversario cada 16 de julio. Dicho aniversario se hacía a puerta cerrada en Edzná y  Landa no tuvo acceso al fundamento de su realización. Aparte de ser día de paso cenital del Sol, era víspera del entonces 17 de julio que en el calendario Maya era 8 Cumk’u. Como se recordará, 8 Cumk’u es la fecha de la Creación o del inicio del ciclo 13 Bak’tun, en 4 Ajaw 8 Cumk’u. Landa asumió que aquella celebración cada 16 de julio se trataba del aniversario de una vuelta más del Haab’ desde su punto de comienzo en 2 Pop (al estilo Yucateco). En realidad, se trataba de un ciclo anual más desde el comienzo de 13 Bak’tun. Probablemente él ignoraba este dato. Esa equivalencia artificial produjo un modelo del Haab’ que fue utilizado por los más destacados mayistas del siglo pasado para colocar los cimientos de la correlación Goodman-Martínez-Thompson (ver Figura 5).

 

Screen Shot 2016-06-18 at 11.40.42 AM

Figura 5. Reconstrucción del Haab’ y los intervalos de veintenas según la Equivalencia 1 de Landa. Modelo 1 del Haab’ según Landa. Comparar con Figura 6.

 

En el texto para el mes de Uo en el Capítulo XL Landa nos comparte otra equivalencia, aunque de manera implícita. Se trata de la celebración a la versión yucateca y la versión cristiana de la Deidad Protectora de los Venados en prácticamente la misma fecha.

Señala Landa que la ceremonia Pokam se realizaba en el día 7 Sip. Sipit es la deidad protectora de los venados. En aquel día 7 Sip “Los cazadores se juntaban en una casa de uno de ellos y llevando consigo a sus mujeres como los demás, venían los sacerdotes y echaban al Demonio como solían. Ya hecho, ponían en medio el aderezo para el sacrificio de incienso y fuego nuevo y betún azul. Y con su devoción invocaban los cazadores a los dioses de la caza, Acanum, Zuhuy y otros, y repartíanles el incienso, el cual echaban al brasero…” (extracto del texto para el mes Uo de Landa).

En el tiempo de Landa, el calendario juliano marcaba, para la fecha 7 Sip, el día 19 de septiembre. Es muy coincidente esta fecha con aquella dedicada al santo cristiano San Eustaquio, el protector de los venados. A este santo se le celebraba el 20 de septiembre de cada año y, después de la reforma calendárica, continuó celebrándose al santo en el mismo día.

Durante el uso del calendario juliano, la fecha 7 Sip caía a lo largo de todo el día de 19 de septiembre y la madrugada del 20 de septiembre cuando el cargador era Kaban. Cuando el cargador era Ik’, 7 Sip caía desde el mediodía del 19 de septiembre al mediodía del 20 de septiembre.

El calce perfecto entre 7 Sip y 19-20 de septiembre (juliano) para celebrar a la deidad yucateca de los cazadores Sipit y también al santo cristiano Eustaquio, es una evidencia más de que una veintena antes, la fecha 2 Pop cae en 5-6 de agosto en aquel calendario juliano. Llevado al calendario gregoriano, la fecha para 2 Pop es 15 de agosto (y en porciones crecientes del día 16 de agosto cuando el cargador del año es Ik’, Manik y Eb’). Esto produce el Modelo 2 del Haab’ según Landa (Figura 6).

 

Screen Shot 2016-06-18 at 11.40.57 AM

Figura 6. Reconstrucción del Haab’ y las veintenas según la Equivalencia 2 de Landa. (Modelo 2 del Haab’ según Landa)

 

El Modelo 2 del Haab’ según Landa es prácticamente idéntico al que he llegado de manera indirecta (es decir, por la ruta lógica de lectura epigráfica relacionada a la configuración astronómica del inicio de 13 Bak’tun y la relacionada a la continuidad de la agencia de los Cargadores de Año Kaban, Ik’, Manik, Eb’. Este modelo se presenta en la Figura 7.

Screen Shot 2016-06-18 at 12.28.45 PM

Figura 7. Modelo del Haab’ perpetuo publicada en mayo 2013 en la Revista Digital Universitaria de la UNAM. Patrick (2013).

Desafortunadamente para los mayistas que buscaban una equivalencia entre el calendario maya y el europeo, se confiaron en que la equivalencia 1 de Landa era la única y la correcta. Pero ahora sabemos, por pruebas indirectas, que la equivalencia 2 de Landa era la correcta. La diferencia entre el 16 de julio (juliano) para 2 Pop y el 5 de agosto (juliano) para 2 Pop es de veinte días. Esta diferencia representa un desajuste artificial en el punto de partida de la ecuación de Goodman-Martínez-Thompson de veinte días hacia atrás.

Si sumamos la cantidad total de 114 días de regresión debido al nombramiento de los días bisiestos y el bloque de 20 días debido al empleo del Modelo 1 del Haab’ de Landa, obtenemos un total de 134 días de error en la posición del Cargador del Año hacia atrás. Esto significa que el Cargador del Año está adelantado por 134 días.

Este adelanto en la presentación del Cargador del Año es precisamente lo que hoy en día presenta el calendario ampliamente difundido y consultado entre las academias lingüísticas mayas. En su mayoría, sus calendarios marcan el inicio del Haab’ (en Asiento de Pop) para el 2 de abril. Si usted avanza 134 días a esta fecha, llegará justamente al 13 de agosto, cuando realmente debería estar ubicada la combinación de Tzolk’in y del Haab’ que ahora aparece en el 2 de abril. (* Hay comunidades que ubican el inicio del Haab’ 40 días antes).

Puede consultar mi artículo principal para conocer cómo es que he recuperado el sentido original de la Cuenta Larga y la Rueda Calendárica original.

http://www.revista.unam.mx/vol.14/num5/art05/

*Una posible explicación de por qué el comienzo del Haab’ de algunas comunidades mayas contemporáneas está ubicado 40 días antes que el comienzo del Haab’ de otras comunidades mayas hermanas, es la siguiente: en el Tzolk’in, cuando el coeficiente (o numeral) que acompaña a un q’ij (k’in) es -por ejemplo- 3, el coeficiente de un q’ij ubicado cuarenta días antes es 2. Si consideramos las díficiles condiciones en las que los Aj Q’ij estaban registrando fechas en los dos calendarios, es probable que el signo para 3 (tres puntos) y el signo para 2 (dos puntos) -por ejemplo-, se haya confundido. Si ese registro se convirtió en la referencia elegida para recuperar la cuenta de los días, entonces toda la serie de días ha quedado desacomodada por cuarenta días.

 

 

Read Full Post »

El ciclo del 260 k’in es panmesoamericano. Es decir, el k’in que nombraron los mayas en su vasta región fue el mismo que nombraban los otomianos en la suya y los mexicas se sumaron a dicha nomenclatura empleando idénticos glifos a los otomíes.

La correlación que he publicado en distintos foros especializados identifica al 14 de enero de 2015 como el día en que inicia un nuevo ciclo del tzolk’in o tonalpohualli.

Captura de pantalla 2015-03-15 a la(s) 13.22.48

 

 

Captura de pantalla 2015-03-15 a la(s) 13.23.08

 

El modo de lectura es sencillo. Observar que a lo largo de la fila inferior hay veinte nombres, que son los nombres de los días. A cada nombre se le asocia un numeral, comenzando por 1 y terminando en 13. La secuencia comienza en la esquina inferior izquierda con 1 Imix y se avanza día a día atravesando 13 Ben e ingresando al día siguiente a 1 Ix, continuando hasta 7 Ajaw para ingresar a 8 Imix al extremo izquierdo de la segunda fila. Se continúa la lectura hasta completar la cuenta, que es el 13 Ajaw.

Recordar que cada día de este ciclo se acopla a un día del ciclo de 365. El ciclo actual comenzó asociado al 14 de enero de 2015. El cierre estará asociado al 30 de septiembre de este año. Dado que el registro es únicamente para 260 días, la fecha 1 de octubre pertenece al nuevo ciclo de 260 días.

Como he señalado, el ciclo de 365 días está definido por el ciclo de 260 días porque existen cuatro días que fungen siempre como iniciadores del ciclo anual. Estos días se llaman cargadores. El cargador del año (que señala al este, al norte, al oeste y al sur) define el momento del día en que comienza cada k’in (amanecer, mediodía, atardecer y medianoche respectivamente).

Si nos guiamos por el ciclo maya, el ha’ab comenzó el 13 de agosto de 2014 y su cargador, ubicado en aquel mismo día, fue “2 Manik”, el cual señala al poniente y al atardecer. De modo que hasta el 12 de agosto de 2015 estaremos saludando cada día desde el atardecer.

Para quienes quieran seguir el ciclo anual ñatho-otomí, han de saber que su año comenzó el 29 de marzo de 2014 (en 0 Anttzayo) siendo el cargador del año “3 Conejo” ubicado en la posición 359 del ciclo. Ese cargador señala al sur y a la medianoche, de modo que hasta el 28 de marzo de 2015 estaremos saludando cada día desde el momento de cambio de fecha en la estructura occidental de tiempo, que sucede justamente a medianoche. Entonces, por ejemplo, el día 1 Antoquay comenzó a las 00:01 min del 15 de enero 2015.

Quienes siguen el ciclo mexica-nahua, su año comenzó el 12 de febrero de 2014 (en 1 Izcalli) siendo el cargador del año “2 Conejo” ubicado en la posición 364 del ciclo. El cargador señala al sur y a la medianoche, por lo que aplica la misma regla que para el ciclo ñatho-otomí, o sea que por ejemplo, el día 1 Cipactli comenzó a las 00:01 min del 15 de enero 2015.

La matriz de 20 x 13 así como los ejes diagonales, horizontal y vertical que destacan en colores son una representación del muro del sitio arqueológico Toniná, Chiapas, el cual presenta piedras cuadrangulares en la misma disposición a lo largo de la porción central. Los colores no son los originales -o quizá incluso los bloques de piedra nunca fueron pintados-. Lo que sí se aprecia en Toniná es la disposición prominente de los ejes aquí remarcados.

Read Full Post »

Se puede consultar en http://www.revista.unam.mx/index_may13.html.
You can read the English version too. Please click on http://www.revista.unam.mx/vol.14/num5/art05/ and choose ‘English version’.
Captura de pantalla 2013-05-09 a la(s) 22.54.03

Read Full Post »

Los antiguos astrónomos-sacerdotes olmecas y luego mayas tomaron a Venus y la Luna como los cuerpos celestes que medirían el gran ciclo de 13 Bak’tun. Venus como lucero vespertino sería el protagonista por excelencia, y la Luna acompañaría 8 días después de iniciada la Creación, en 3117aC, el 27 de julio. Venus y la Luna marcarían, con su nacimiento en el cielo de la tarde, la Era actual. Al completarse 13 Bak’tun, volveremos a presenciar la misma serie de eventos, los cuales acontecerán el 3 de mayo de 2013, no antes.

El 3 de mayo es una fecha cargada de simbolismo en la cosmovisión mesoamericana, relativa al cambio o tránsito de un tiempo-espacio a otro. También es la fecha para abrir las compuertas del agua en el cielo y en las cuevas, así como para invocar a Tláloc. Por lo tanto, el evento de cierre de 13 Bak’tun permitirá continuar con la cuenta hasta 20 Bak’tunes (1 Pik’tun) -y más-, con los buenos augurios de fertilidad propios de la temporada de lluvia.

No hay nada de qué preocuparse, por lo tanto, para este 21 de diciembre.

Read Full Post »